CONSERVADORES

ARPE RETAMINO, MANUEL DE


Es un pintor y restaurador del Museo del Prado que nació en Sevilla el 11 de octubre de 1897 y falleció en Madrid el 19 de octubre de 1984. Se formó en la Escuela de Artes y Oficios de Sevilla; en 1922 obtuvo mediante oposición pública el título de Restaurador del Ministerio de Instrucción Pública; y más adelante fue nombrado Jefe Técnico de Restauración del Museo del Prado.



Fotografía de Manuel Arpe Retamino en 1927[1].


Pero la labor de Manuel de Arpe y Retamino será esencial durante la Guerra Civil española, cuando se convirtió junto con otras figuras en un Monument Man.


Durante el conflicto bélico español acontecido entre los años 1936 y 1939 el General Francisco Franco Bahamonde, asumió la cesión de la propiedad del Patrimonio Histórico Español, tras asediar y derrotar al Gobierno Republicano. Es en ese momento cuando el Comité Internacional para el Salvamento del Tesoro Artísitco Español de la Sociedad de Naciones se hace cargo de él. La ciudad suiza de Ginebra le ofrece al dictador la posibilidad de montar una exposición en su Museo de Bellas Artes de Ginebra, y el generalísimo acepta, ya que estas obras estarían a buen resguardo, y alejadas del conflicto bélico español en el que existía la posibilidad de que sufrieran algún daño.


El traslado debía hacerse lo más rápido posible. Del embalaje de las piezas se encargó la familia Macarrón. Debido a la situación en la que se encontraba España en ese momento, el embalaje debía de ser tan rápido que de hecho se recuperaron algunos embalajes que no pertenecía ni a las obras que iban a ir allí y que se usaron en otras exposiciones, o algunas otras piezas fueron sin embalaje. Las obras de arte que se evacuaron fueron piezas como Las meninas, Las hilanderas, Las majas, La familia de Carlos IV, Carlos V en Mühlberg, o Los fusilamientos, entre otros muchos.



Montando las obras en los camiones[2].



Durante el transporte de las obras[3].



Durante el transporte de las obras[4].



Uno de los camiones en los que se transportaban las obras[5].


El trayecto que hicieron para llegar a Ginebra era: Madrid, Valencia, Cataluña y la ciudad suiza. El traslado se hizo en diferentes tandas en las que necesitaron un total de cuarenta camiones.


La primera tanta de cuadros, los seleccionó María Teresa León. Los embalajes fueron muy precarios, de hecho, algunas de ellas salen sin protección, cubiertos por una simple lona. Manuel de Arpe Retamino es el restaurador del Museo del Prado y viajara con los bienes desde el principio hasta el final del viaje. Su función será encargarse de la conservación y restauración de las piezas. De hecho, debido a la precariedad de los embalajes, debe intervenir en el Conde Duque, eliminando los hongos que han surgido debido a la humedad; y después La Carga de los Mamelucos, que ha sido aplastado por una cornisa que lo destroza.


Una vez en Ginebra, se lleva a cabo la exposición. Las taquillas del museo registran alrededor de una 345.00 entradas, y los beneficios de la muestra son abonados al Gobierno Español. Visto el éxito, el país alpino propuso una prórroga de la muestra, pero debido a la presión de la Alemania de Hittler, España deniega la prórroga, y las obras deben de volver a su país con la mayor rapidez posible.



Fotografía de una de las paredes del Museo del Prado tras el transporte de las obras[6].


Se tardó una semana en desmontar y preparar las obras para otro viaje. La II Guerra Mundial estaba próxima, y el último tren que pasó por la frontera de Ginebra fue el que transporto las piezas, y en Francia, estuvieron horas en vías muertas, debido a la preferencia a los trenes franceses. Finalmente llegaron a Hendaya el 7 de septiembre, y en Irún se volvió a cargar todas las obras en un tren español.


Pero desgraciadamente, en San Sebastián, el restaurador Manuel de Arpe Retamino se percata que el vagón en el que van Las meninas y La Familia de Carlos IV los embalajes habían cedido y desbordan el vagón, y que, si pasaban por un túnel, podrían reventar, por lo que el tren no podía salir, lo que alteraba el itinerario trazado minuciosamente. Finalmente se solucionó con una carpintería del pueblo más cercano a San Sebastían, ésta traería material y operarios. De esta manera se pondría fin al problema y el tren con la mercancía de valor económico y cultural incalculable consiguió llegar a su destino, y las obras fueron colgadas de nuevo en el Museo del Prado.


La labor de Manuel Arpe Retamino fue de tal importancia que en 1960 fue condecorado con la Cruz de Alfonso X el Sabio.


 


[1] ALCOLEA, Fernando, “Manuel de Arpe Retamino”, en: Fernando Alcolea. [En línea] URL< http://wm1640482.web-maker.es/BIOGRAF-AS-DE-PINTORES-A/Manuel-de-Arpe-Retamino/ > (Última revisión: 5/10/2017)


[2] BEADELCAS, “Heridas de una guerra o historia de una buena restauración”, en: Historia de Pinceles; 10 de octubre de 2012. [En línea] URL< https://historiadepinceles.wordpress.com/2012/10/10/heridas-de-guerra-o-historia-de-una-buena-restauracion/ > (Última revisión: 5/10/2017)


[3] H. RIAÑO, Peio, “El último “Monument Man” español”, en: El Confidencial; 23 de febrero de 2014. [En línea] URL< https://www.elconfidencial.com/cultura/2014-02-23/el-ultimo-monument-man-espanol_92580/ > (Última revisión: 5/10/2017)


[4] H. RIAÑO, Peio, “El último “Monument Man” español”, en: El Confidencial; 23 de febrero de 2014. [En línea] URL< https://www.elconfidencial.com/cultura/2014-02-23/el-ultimo-monument-man-espanol_92580/ > (Última revisión: 5/10/2017)


[5] H. RIAÑO, Peio, “El arte grita, pero el turista no lo escucha”, en: El Español; 3 de junio de 2017. [En línea] URL< https://www.elespanol.com/cultura/arte/20170602/220728420_0.html > (Última revisión: 5/10/2017)


[6] H. RIAÑO, Peio, “El último “Monument Man” español”, en: El Confidencial; 23 de febrero de 2014. [En línea] URL< https://www.elconfidencial.com/cultura/2014-02-23/el-ultimo-monument-man-espanol_92580/ > (Última revisión: 5/10/2017)


 


Webgrafía:


ALCOLEA, Fernando, “Manuel de Arpe Retamino”, en: Fernando Alcolea. [En línea] URL< http://wm1640482.web-maker.es/BIOGRAF-AS-DE-PINTORES-A/Manuel-de-Arpe-Retamino/ > (Última revisión: 5/10/2017)


ABC HEMEROTECA, “Recompensa a dos artistas”, en: ABC Hemeroteca; 3 de diciembre de 1950. [En línea] URL< http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1950/12/03/005.html > (Última revisión: 5/10/2017)


MUSEO DEL PRADO, “Arpe y Retamino, Manuel de”, en: Museo del Prado. [En línea] URL< https://www.museodelprado.es/aprende/enciclopedia/voz/arpe-y-retamino-manuel-de/b8e491fe-d9bc-4b29-87f1-8690d3adaa89 > (Última revisión: 5/10/2017)


RODÓN, José María, “El día que los comunistas salvaron el tesoro de los Alba”, en: El Mundo; 2 de noviembre de 2009. [En línea] URL< http://www.elmundo.es/elmundo/2009/10/31/andalucia_sevilla/1257029817.html > (Última revisión: 5/10/2017)


RIAÑO, Peio, “El último “Monument Man” español”, en: El Confidencial; 23 de febrero de 2014. [En línea] URL< https://www.elconfidencial.com/cultura/2014-02-23/el-ultimo-monument-man-espanol_92580/ > (Última revisión: 5/10/2017)


VICENTE RABANAQUE, Mª Teresa, “El restaurador de obras de arte en España: los primeros concursos por oposición en el siglo XIX y en la primera mitad del siglo XX”, en: Revista Electrónica de Patrimonio; 11 de diciembre de 2012. [En línea] URL< http://www.revistadepatrimonio.es/revistas/numero11/gestion/estudios/articulo6.php > (Última revisión: 5/10/2017)


VICENTE RABANAQUE, Mª Teresa, “Entre el rescate y el olvido. La querella que determinó la historia de unas pinturas murales, de Lucas Valdés, en la Sevilla del siglo XIX”, en: Revista Electrónica de Patrimonio; 15 de diciembre de 2014. [En línea] URL< http://www.revistadepatrimonio.es/revistas/numero15/intervencion/estudios/articulo7.php > (Última revisión: 5/10/2017)


BEADELCAS, “Heridas de una guerra o historia de una buena restauración”, en: Historia de Pinceles; 10 de octubre de 2012. [En línea] URL< https://historiadepinceles.wordpress.com/2012/10/10/heridas-de-guerra-o-historia-de-una-buena-restauracion/ > (Última revisión: 5/10/2017)


RIAÑO, Peio, “El arte grita, pero el turista no lo escucha”, en: El Español; 3 de junio de 2017. [En línea] URL< https://www.elespanol.com/cultura/arte/20170602/220728420_0.html > (Última revisión: 5/10/2017)


PÉREZ BUENOS, LUIS


Luis Pérez Bueno nació en Segovia en 1873 y falleció en Alicante en 1954. Se licenció en Derecho en la Universidad de Granada en 1894[1].  Una vez concluidos sus estudios trabajó tanto en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid como profesor y como secretario de la Comisión Valorada de los objetos exportados fuera de España.


Más adelante se convirtió en Vocal de la Junta de Iconografía Nacional, además de organizar diversas exposiciones de objetos españoles de gran interés artístico e histórico tanto en Francia como en Italia.


La mayor parte de su vida profesional la pasó en Alicante, en donde con el paso del tiempo se convirtió en una figura de gran importancia en el panorama cultural, escribiendo numerosos artículos y colaboraciones con la prensa local, así como impartiendo numerosas conferencias[2]. Algunos de los múltiples libros que publicó son: Artistas levantinos, Antigua cerámica valenciana, Hierros históricos españoles o El arte del vidrio en España hasta el siglo XIX. También colaboró en algunos libros de amigos suyos como el de Gabriel Miró.


Así mismo, participó en la vida política, formando parte del Partido Conservador. En 1905 se convirtió en alcalde interior durante unos meses debido a la destitución del anterior alcalde, también del Partido Conservador, Alfonso de Rojas. Pero cuatro años más tarde, en 1909 fue nombrado alcalde, en un primer lugar por real orden y más adelante a través de elecciones (las cuales ganó)[3].


Poco antes de fallecer, fue nombrado Académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en donde continuó con sus estudios sobre la historia del arte de España[4]. De hecho, su importancia artística fue tal, que tras su muerte un gran número de figuras importantes del mundo del arte y de la cultura le dedicaron unas palabras, por ejemplo, el texto necrológico que le dedicó Fernando Álvarez de Sotomayor[5].


 


[1] RUBIO, David, “Pérez Bueno, Luis”, en: Alicantepedia; 15 de septiembre de 2016. [En línea] URL< http://alicantepedia.com/biografias/p%C3%A9rez-bueno-luis > (Última revisión: 11/09/2017)


[2] ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR, Fernando, “Necrología”, en: Necrología. [En línea] URL< file:///D:/USUARIO/Downloads/necrologia-don-luis-perez-bueno.pdf > (Última revisión: 11/09/2017)


[3] RUBIO, David, “Pérez Bueno, Luis”, en: Alicantepedia; 15 de septiembre de 2016. [En línea] URL< http://alicantepedia.com/biografias/p%C3%A9rez-bueno-luis > (Última revisión: 11/09/2017)


[4] PÉREZ BUENO, Luis, “La Real Fábrica de Cristales de San Ildefonso (La Granja)”, en: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; 30 de junio de 1942. [En línea] URL< http://www.realacademiabellasartessanfernando.com/assets/docs/discursos_ingreso/perez_bueno_luis_1942.pdf > (Última revisión: 11/09/2017)


[5] ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR, Fernando, “Necrología”, en: Necrología. [En línea] URL< file:///D:/USUARIO/Downloads/necrologia-don-luis-perez-bueno.pdf > (Última revisión: 11/09/2017)


 


Webgrafía:


RUBIO, David, “Pérez Bueno, Luis”, en: Alicantepedia; 15 de septiembre de 2016. [En línea] URL< http://alicantepedia.com/biografias/p%C3%A9rez-bueno-luis > (Última revisión: 11/09/2017)


ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR, Fernando, “Necrología”, en: Necrología. [En línea] URL< file:///D:/USUARIO/Downloads/necrologia-don-luis-perez-bueno.pdf > (Última revisión: 11/09/2017)


PÉREZ BUENO, Luis, “La Real Fábrica de Cristales de San Ildefonso (La Granja)”, en: Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; 30 de junio de 1942. [En línea] URL< http://www.realacademiabellasartessanfernando.com/assets/docs/discursos_ingreso/perez_bueno_luis_1942.pdf > (Última revisión: 11/09/2017)


AdminGaceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *